Soy Jekyll y Hyde

Jekyll & Hyde

Soy Jekyll y Hyde

Todos, en redes sociales, somos Jekyll y Hyde. Somos un cuerpo que se transforma, que emerge. Caminamos y nuestras huellas, más allá del asfalto, quedan en el ciberespacio. Cenamos con amigos, tomamos una copa y lo vivido queda condensado en una foto. Somos Jekyll y Hyde porque lo analógico y lo digital habitan en nosotros, pero ya no existe una distinción, ya no hay una frontera. Somos híbridos, somos múltiples. En la novela de Stevenson, el doctor Jekyll intenta desprenderse de sus sombras tomando un medicamento. El resultado de su experimento es Hyde, una figura que encarna todo lo abyecto de la condición humana. Ambos personajes coexisten, y se hacen daño. Se destruyen. En mi caso, que soy docente, esta dualidad ha sido toda una aventura. Es una constante transformación. Es una experiencia transmediática que implica pensarse en tanto consumidor y productor de discursos. Soy Jekyll y soy Hyde porque existo en Instagram mientras estoy frente al tablero, con mis estudiantes. Recibo comentarios, me comparten, se conectan a mis transmisiones en vivo, mientras en clase, lucho para que suelten sus teléfonos. Es la paradoja de ser Jekyll y ser Hyde. 

 

Gabriel Rodríguez

 

 

¿Te gusta? ¡Puedes compartirlo!

Leave Comment